Característica: En el 25 aniversario de PlayStation, compartimos los mejores recuerdos de nuestra PSone

Si eres como nosotros, PlayStation ha sido parte de tu vida desde que tienes memoria. Tenemos muy buenos recuerdos de la caja gris original de Sony y pensamos que sería divertido compartirlos con ustedes mientras la marca celebra su 25 aniversario esta semana. Pero no se trata solo de nosotros: queremos escuchar sus mejores historias de PSone en la sección de comentarios a continuación.


Sammy Barker, Editor

Cuando era un ni√Īo t√≠mido de 7 a√Īos, recuerdo haber acompa√Īado a mi padre y a mi hermano a un evento en Birmingham. Creo que estaba en la parte superior de un HMV, pero podr√≠a haber sido una tienda de electr√≥nica. Era la primera vez que ve√≠a un PSone en persona, mientras los espectadores gritaban y gritaban en una pantalla proyectada que ejecutaba Ridge Racer.


Realmente no entend√≠ la importancia de los juegos presentados ese d√≠a; mi mam√° y mi hermana se hab√≠an separado de nosotros y yo sab√≠a que iban a ir a Toys R Us a ver las figuras de acci√≥n de Transformers. Esperaba Optimus Prime para mi cumplea√Īos, ya ves. Tambi√©n logr√© derramar una de las botellas de Pepsi gratis sobre el tapete; No creo haber admitido haber hecho este l√≠o antes. ¬°Lo siento!

M√°s tarde, mi hermano comprar√≠a su propia PSone y le comprar√≠amos CD-ROM de 50 peniques a uno de los compa√Īeros de trabajo de mi padre. En aquel entonces, ten√≠a que grabar el plato del disco para ejecutar el software pirateado, lo que me atra√≠a. Obviamente recuerdo todos los cl√°sicos como Crash Bandicoot y Metal Gear Solid, pero en ese momento Adidas Power Soccer era uno de los favoritos de mi hermano y m√≠o.



Dise√Īado para publicitar las famosas botas Predator del gigante deportivo, el t√≠tulo de f√ļtbol arcade te permite realizar movimientos especiales en los que puedes patear la pelota con tanta fuerza que incendia y literalmente empuja al portero sobre la l√≠nea y a prop√≥sito. Tengo buenos recuerdos de esos primeros d√≠as, cuando el juego se parec√≠a un poco m√°s al Salvaje Oeste y nunca estabas seguro de lo que estabas obteniendo.

Robert Ramsey, editor asociado

La PSone fue la consola que b√°sicamente me introdujo a los videojuegos. Cuando era ni√Īo, ten√≠a amigos a los que les gustaban las ofertas de Nintendo y SEGA, pero nunca me sent√≠ obligado a elegir un controlador hasta que vi Tekken 2 ejecut√°ndose en el incre√≠ble televisor de mi t√≠o (en la era). Mi prima y su novio hab√≠an tra√≠do su PSone para presumir y me enganch√© de inmediato.

Esa Navidad, me hice un psone, con Crash Bandicoot y, finalmente, The Lost World: Jurassic Park porque estaba obsesionado con los dinosaurios. Uno de esos juegos era mucho mejor que el otro, pero en ese momento simplemente no pude dejar mi nuevo pasatiempo favorito.

A√Īos m√°s tarde en la vida de PSone, descubr√≠ mi amor por los juegos de rol con Final Fantasy VII, VIII y IX. Realmente no puedo recordar qu√© pel√≠cula jugu√© primero, pero estos t√≠tulos me mostraron lo que podr√≠a ser la narraci√≥n de historias en los videojuegos. Hasta entonces, hab√≠a disfrutado machacar botones en Tekken y ver a Crash saltar y aplastar su camino hacia la victoria. De repente, el medio parec√≠a ofrecer mucho m√°s, y yo estaba realmente hipnotizado.


La PSone era una peque√Īa consola m√°gica. Cl√°sicos como Final Fantasy IX, Crash Bandicoot 3 Warped, Crash Team Racing y Tekken 3 ayudaron a establecer mis expectativas para los juegos que vendr√≠an y, mirando hacia atr√°s, es f√°cil ver por qu√© me qued√© tanto tiempo en Playstation.


Stephen Tailby, editor asociado

Mi primer recuerdo de la PlayStation original es mi primo tratando de explic√°rmelo. En ese momento, mi familia ten√≠a una SEGA Mega Drive y disfrutaba jugando a Sonic the Hedgehog 2, Ristar y Streets of Rage, entre otras cosas. No s√© si la explicaci√≥n de mi primo sobre la llamativa nueva consola de Sony fue mala o si simplemente no entend√≠ lo que dec√≠a, pero recuerdo que me confundi√≥ lo que era una Playstation. ¬ŅEra este un lugar al que ibas? Recuerdo que nunca pens√© que fuera una consola de juegos.

Alg√ļn tiempo despu√©s, un d√≠a llegu√© a casa y vi a mi pap√° jugando la demostraci√≥n de Actua Golf en el brillante software de la m√°quina, Demo 1. Fue entonces cuando todo comenz√≥ a hacer clic. Comenz√≥ la demostraci√≥n de Crash Bandicoot y me entreg√≥ este controlador alien√≠gena, y eso fue todo. Tengo grandes recuerdos de juegos como Spyro the Dragon, Driver 2, Tombi y muchos m√°s. Recuerdo que me qued√© estupefacto con los estrictos controles de WipEout, cambi√© el controlador con mis hermanas mientras abord√°bamos Croc: Legend of the Gobbos y perfeccion√© mis habilidades con las armas en tecnolog√≠a de punta en Time Crisis. Obtuvimos una PSone un poco m√°s tarde del lanzamiento y me perd√≠ algunos de los verdaderos cl√°sicos, pero de todos modos estaba cautivado con lo que estaba jugando.


Un sentimiento que nunca recuperar√© de esos primeros d√≠as es cu√°nto amaba los videojuegos. Sab√≠a que me gustaba Mega Drive, pero PSone fue la m√°quina que realmente despert√≥ mi inter√©s. Estar en mis a√Īos de formaci√≥n, jugar estos t√≠tulos incre√≠bles y absorber toda la emoci√≥n que rodeaba ese ladrillo gris debajo del televisor: esa era una combinaci√≥n demasiado poderosa. Mi destino estaba sellado.


Graham Banas, crítico

Me empezaron a gustar los videojuegos a una edad temprana. Durante los primeros a√Īos, solo jugaba realmente en una computadora, excepto en la casa de un amigo. Fue entonces cuando me di cuenta de que ten√≠a muchas ganas de jugar en PSone. Entonces comenc√© a rogar y rogar a mi mam√° todo el tiempo. Durante meses. Eventualmente ella cedi√≥ e hicimos el viaje a GameStop para recoger un juego usado, as√≠ como algunos de los juegos que realmente quer√≠a: MediEvil, Medal of Honor y la trilog√≠a de Mortal Kombat.

Lo que no sab√≠a en ese momento era que, si bien disfrutaba bastante de los juegos de PC, esta peque√Īa consola m√°gica encender√≠a una pasi√≥n por los juegos que brilla m√°s que mil soles y no muestra signos de desaceleraci√≥n. Desde que me convert√≠ en PSone, mi amor por los juegos nunca ha flaqueado y he sido un apasionado de estos juegos desde cada momento de mi vida. ¬ŅQu√© pasa si soy la √ļnica persona en el planeta que nunca ha tenido una PS2? ¬ŅY qu√© si mi madre me patea por completo en Mortal Kombat y hasta el d√≠a de hoy soy mejor peleando de lo que soy?

Lo importante es que PSone despierta en m√≠ una gran pasi√≥n y que me un√≠ a la familia PlayStation al final del per√≠odo de PS3, este comienzo de actividad fue m√°gico y tuvo tal impacto que no pude ni dejar de describir su importancia. Es por eso que, avanzando r√°pidamente alrededor de 20 a√Īos, obtener esos mismos sentimientos de cosas como el verdadero auge de la realidad virtual o experiencias emocionalmente resonantes como The Last of Us a menudo me hace llorar. Todo comenz√≥ con el n√ļmero uno.

Jacob Hull, crítica

Llegué tarde a la fiesta con PlayStation. Seguía jugando a mi vieja y confiable SEGA Mega Drive hasta 1997. No éramos exactamente una familia adinerada, por lo que a mis padres les costó mucho invertir dinero en una consola de juegos. Finalmente obtuvimos uno a fines de 1997, pero probablemente fue más para mi papá que para mí.

Con Final Fantasy VII llegando a las tiendas recientemente y el lanzamiento de Metal Gear Solid Western a la vuelta de la esquina (ya lanzado en Japón y causando sensación en las páginas de la revista oficial de PlayStation), fue cuando mi padre comenzó a jugar.

Durante meses despu√©s de recibir la PSone, yo, de 7 a√Īos, todav√≠a estancado, continu√© con la Mega Drive. Me hab√≠an marcado las pesadillas provocadas por los aullidos distantes del T-Rex en El mundo perdido. La PlayStation era la consola m√°s aterradora, y me enviaron varias veces a darle un c√°lido abrazo a Sonic the Hedgehog antes de cambiarme a la consola de Sony. Recuerdo que mi madre me dijo: ‚ÄúParece que no le gusta mucho la PlayStation, ¬°qu√© desperdicio de dinero!‚ÄĚ. Mi pap√°, por supuesto, saboreando las alegr√≠as de Resident Evil, se asegur√≥ a s√≠ mismo: ‚Äú√Čl vendr√°. "

Y lo hice, finalmente. Fue el V-Rally lo que m√°s me atrajo: esos gr√°ficos en 3D eran para morirse. Y aunque el juego parec√≠a imposible de jugar cuando era ni√Īo, esos autos que se balanceaban como valses en la feria, segu√≠ regresando por m√°s. Las fronteras son las mismas.

Creo que una de las mejores cosas de esta era y esta consola para mí es cómo se convirtió en una experiencia de unión compartida entre mi papá y yo. Estábamos jugando Tomb Raider juntos, uno de nosotros con el controlador, el otro con la solución Prima, dirigiendo al otro.

Hasta el día de hoy, estos son algunos de mis recuerdos favoritos y estoy muy agradecido por ellos.

Aunque estemos en las ant√≠podas del pa√≠s, mi padre y yo a√ļn compartimos esta afici√≥n com√ļn. La mayor√≠a de las veces jugamos solos, pero a menudo hablamos sobre los juegos que jugamos, lo que nos gusta y lo que no nos gusta. Mi infancia simplemente no hubiera sido la misma sin PlayStation.

Jamie O'Neill, crítico

Pensando en la Navidad de 1995 y jugando por primera vez en una consola PlayStation, recuerdo los buenos momentos que pas√© con amigos. Hab√≠amos estado jugando juntos durante a√Īos (recuerdo haber ido a los Juegos de California en el Commodore 64 en la d√©cada de 1980) y nos hab√≠amos reunido en casa de un amigo para tener mi primera experiencia de juego real de 32 bits.

Sin embargo, hab√≠a jugado una consola 3DO de demostraci√≥n en la tienda y el a√Īo anterior, en 1994, hab√≠a gastado demasiado dinero en el nuevo gabinete arcade Ridge-Racer t√©cnicamente hermoso con el mismo grupo de d de vacaciones en Cornualles. Tambi√©n me emocionaba leer revistas como EDGE y Ultimate Future Games durante la pr√≥xima era de 32 bits, pero durante la temporada navide√Īa de 1995, nada me prepar√≥ para jugar a Ridge Racer en mi nuevo amigo de PlayStation.

Mis expectativas eran altas para Saturn de SEGA, pero la nueva PlayStation se sentía como un perdedor al comienzo de la era de los 32 bits. SEGA y Nintendo fueron los grandes nombres en los juegos de consola, no Sony. Pourtant, je ne pouvais pas croire que l'un des jeux de course d'arcade les plus impressionnants sur le plan technique que j'aie jamais vu tournait maintenant sur une console dans le salon de mon compagnon, un an seulement après la sortie de la pieza.

En comparaci√≥n con Virtua Racing en Mega Drive o Stunt Race FX en SNES, el salto t√©cnico realizado en Ridge Racer en la PlayStation original dio en el blanco. A medida que la PS4 pasa la antorcha a la PS5 en 2020, dudo que vuelva a ocurrir un salto generacional tan dram√°tico como el cambio de gr√°ficos 2D a 3D de la era de 16 bits a 32 bits. Por extra√Īo que parezca, si les pidieras a mis amigos que les contaran sus recuerdos de esa √©poca, probablemente responder√≠an contando historias sobre jugar a Worms en el modo multijugador, no en Ridge Racer. Hubo tantos enfrentamientos memorables de gusanos con ovejas explosivas y bombas de pl√°tano esta Navidad.

John McCormick, crítica

Nuestro viaje escolar en 1995 fue a Lightwater Valley, que es el mejor parque tem√°tico del noreste de Inglaterra, siendo el √ļnico parque tem√°tico del noreste de Inglaterra. Recuerdo muy bien este viaje. Primero, estaba convencido de que me iba a caer del barco pirata y me encontrar√≠a con una extremidad espeluznante, aunque hilarante, empalada en el poste de novedad de Jolly Roger debajo. En segundo lugar, despu√©s de ese roce muy real con la muerte, perd√≠ la oportunidad y tir√© un pu√Īado de veinte centavos en un gabinete de juegos que me cambi√≥ la vida: Tekken.

Pasé horas jugando Tekken. Nunca había jugado algo así. Y así, cuando llegó el momento de una salida familiar a nuestra gran tienda local de juegos para comprar una nueva consola, optamos por una PlayStation en lugar de una Saturn cuando todavía teníamos sistemas SEGA. Tomamos la consola, dos tabletas, Tekken, el juego de arcade WWF Wrestlemania y, por supuesto, la Demo 1. Me encantaría saber cuánto tiempo pasé jugando con este dinosaurio en la Demo 1. Probablemente unos días.

De todos modos, tengo tantos buenos recuerdos de mi tiempo con la PlayStation original. Únete a Avalanche y detén a Sephiroth. Buscando a mi hija en Silent Hill. Resuelve el asesinato de un anciano francés y descubre una conspiración global en Broken Sword. Reproduciendo la demo de Metal Gear Solid una y otra vez para ver si me perdí algo. Sosteniendo mi dedo en el botón Taser hasta que los malos se incendien en Syphon Filter. Gran Turismo ocupa las quince ranuras de su tarjeta de memoria cuando desea guardar. Los quince. Ridículo.

Felicitaciones a la PlayStation; sin duda una de las consolas m√°s bellas de todos los tiempos. Ah, y PSone cl√°sico en PS5 con trofeos, ¬Ņs√≠? H√°ganlo ustedes mismos, cobardes.

Ken Talbot, crítico

A fines de 1996, mi madre tuvo la amabilidad de preguntarle a Santa Claus qu√© quer√≠a. No ten√≠amos mucho dinero y ambos sab√≠amos que si preguntaba qu√© iba a pedir, probablemente no lo obtendr√≠a. Pregunt√© de todos modos. El contenido de la revista de este mes fue mi arma secreta, que conten√≠a un an√°lisis detallado de un nuevo y emocionante juego de terror llamado Resident Evil. Le asegur√© a mi mam√° que tener la consola con este juego me ense√Īar√≠a a ‚Äúpensar lateralmente‚ÄĚ porque tiene acertijos enga√Īosos y acertijos l√≥gicos. No sab√≠a lo que era el pensamiento lateral, simplemente me encantaban los videojuegos y el terror. Se rindi√≥ e hizo un importante sacrificio econ√≥mico por el que siempre le estar√© agradecido.

Recaudando dinero de bolsillo e intercambiando todos mis juegos de cartuchos, estaba jugando todos los t√≠tulos m√°s importantes de PSone. La consola comenz√≥ mi larga historia de amor con la narraci√≥n cinematogr√°fica (Metal Gear Solid), los JRPG (Final Fantasy VII, VII y IX), las carreras de simulaci√≥n (Gran Turismo) y los juegos de rompecabezas extravagantes (Kurushi, Kula World). La PlayStation original es una caja gris llena de recuerdos felices y no puedo esperar al n√ļmero cinco.

Lloyd Coombes, crítica

Recuerdo ir a la casa de un amigo de la escuela (alrededor de 1997) y encender la PlayStation para √©l. Ya hab√≠a visto la SEGA Mega Drive antes, pero esa cajita gris ten√≠a tanta m√≠stica: ¬Ņa d√≥nde se fue el cartucho? ¬ŅPara qu√© eran estas formas en los botones? ¬ŅQui√©n es Sony?

Hemos estado jugando Crash Bandicoot 2 por un tiempo, y con cada animación de diapositivas, cada encuentro cercano con un enemigo y con cada fruta Wumpa reclamada, me he enamorado un poco más del juego y, por extensión, la consola

Esta Navidad, esta cajita en particular estaba en lo m√°s alto de mi lista navide√Īa, pero nunca lleg√≥. Afortunadamente, el Boxing Day, mis padres y abuelos revelaron que estaban ahorrando para ello. Lleg√≥ con Batman & Robin (basado en la pel√≠cula de Clooney), y lo que fuera que la F1 estaba pasando ese a√Īo, pero pas√© dos semanas jugando en lugar de la demostraci√≥n de H√©rcules de Disney. Finalmente, cuando lleg√≥ mi cumplea√Īos dos semanas despu√©s, desempaqu√© el primer Crash Bandicoot: estaba orgulloso de mi profunda pasi√≥n por PlayStation y por Naughty Dog.

Nat Eker, crítico

Recuerdo haber jugado por primera vez a una PlayStation en casa de mi prima, cuando ten√≠a unos nueve a√Īos. Nuestras √ļnicas consolas eran nuestros colores arcaicos de Game Boy. Ver a este monstruo en acci√≥n, con sus gr√°ficos en 3D y sus voces innovadoras, fue impresionante.

En realidad, este era el sistema de mi t√≠o y, por lo tanto, estaba estrictamente prohibido. As√≠ que una tarde, tentamos al destino. Mientras los adultos cenaban, nos colamos en la sala de estar, desenchufamos con cuidado la hermosa caja gris y la conectamos al peque√Īo televisor de mi prima. Nunca hab√≠amos o√≠do hablar del juego contenido en el reproductor de discos: Resident Evil. Eh. Asumimos que debe ser un juego emocionante solo para adultos. As√≠ que puedes apostar que lo empezamos.

La habitaci√≥n oscura se ilumin√≥ con una ola de rojo, seguida de una m√ļsica realmente perturbadora. Tom√© el control de Chris Redfield y, sin tener idea de qu√© hacer, deambul√© sin rumbo por la mansi√≥n. Entonces lo vimos. Esa cabeza gris y podrida y esos ojos hundidos, mir√°ndonos. Estaba comiendo algo. Gritamos, horrorizados por la vista de nuestro primer zombi. En una ola de p√°nico, rompimos todos los botones, raspando el controlador, sin poder defendernos de ninguna manera. Solo pod√≠amos mirar impotentes, mientras nuestro personaje estaba siendo devorado por los muertos vivientes.

Aunque el primer Resident Evil ahora se considera un pastiche cursi de las pel√≠culas de terror cursis de los a√Īos 70, fue la cosa m√°s aterradora del mundo. ¬ŅLo √ļnico que sab√≠amos? Ten√≠amos que tener una PlayStation.

Nicole Hall, crítica

Nunca olvidar√© el d√≠a en que mi madre me sent√≥ por primera vez frente al peque√Īo televisor de su habitaci√≥n y desliz√≥ la almohadilla de PSone en mis manos a√ļn m√°s delgadas de 8 a√Īos. Despu√©s de verla a ella y a mi padre sumergirse en un flujo constante de videojuegos a lo largo de los a√Īos, sent√≠ que la compa√Ī√≠a finalmente estaba lista para tomar las riendas por su cuenta. Estaba asustado, emocionado. Pronto me encontr√© varado en N. Sanity Beach y con una mirada r√°pida a los controles estaba apagado.

Muchos jugadores comenzaron sus travesuras de videojuegos con Crash Bandicoot y mi generación más joven no es una excepción. Siempre estaré agradecido por el título que allanó el camino para mi vida como jugador. Dicho esto, aunque Crash puede ser la piedra angular de mi amor por el género de plataformas, mis mejores momentos de PSone se encuentran en los recuerdos de las tardes que pasé bajo una manta con mi madre, formando equipo con Baron Dante en Croc: Legend of the Gobbos.

Fue la primera vez que record√© mi relaci√≥n con un juego, me enamor√© del colorido dise√Īo de niveles, los enemigos c√≥micos y los peque√Īos Gobbos (naturalmente). Incluso la banda sonora me dio escalofr√≠os y recuerdo v√≠vidamente tarareando las encantadoras melod√≠as del patio de la escuela. Reproduje los mismos niveles una y otra vez en busca de secretos que me perd√≠ con la esperanza de encontrar formas de saborear la experiencia a√ļn m√°s.

Mirando hacia atrás con ojos más maduros que han probado muchos partidos desde entonces, es muy fácil entender su cuestionable trabajo de cámara y su torpeza general. Sin embargo, siempre estaré apegado al encanto y la sinceridad que prácticamente rezumaba y de los que se enamoró perdidamente.

Estos son nuestros recuerdos favoritos de PSone, pero queremos escuchar los suyos en la secci√≥n de comentarios a continuaci√≥n. ¬ŅCu√°ndo pusiste tus manos en la caja gris m√°gica de Sony? ¬ŅCu√°l era tu juego favorito en ese momento? H√°ganos saber en la secci√≥n de comentarios.

Audio vídeo Característica: En el 25 aniversario de PlayStation, compartimos los mejores recuerdos de nuestra PSone
A√Īade un comentario de Caracter√≠stica: En el 25 aniversario de PlayStation, compartimos los mejores recuerdos de nuestra PSone
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.